Tulet rakastamaan tätä maata


Y así es... tanto bien me hizo mi estancia en Finlandia hace ya casi dos años que aquí estoy de nuevo.


Resulta muy agradable volver a toparse con los iconos más puramente fineses como los apellidos imposibles de los vecinos (1), las lechugas en formato macetero (2), los helados de fazer ¡¡!! (3) o desplazarse a todos lados en bici (4)... u otros más puramente "helsinkeños" como las estatuas de Rautatientori (a), los unhealthy delicatessen de Arnolds en kamppi (b), los mensajes en los probadores de las tiendas para colaborar con el staff (c) o los mercados de segunda mano que aparecen cuales setas en otoño en las plazas más significativas de la ciudad (d)... son algunos de los re-encuentros que he tenido estas últimas dos semanas.

(1) Apellidos de los vecinos
(2) Lechuga (o símil)

(3) Helados de fazer


(4) la vida en bici

(a) Estatuas de la Estación Central
(b) Delicias de Arnolds
(c) Humor buenrrollero
(d) Flea Market de Hietalahdentori, junto al puerto
En paralelo, continuo escribiendo mis teorías del contraste y la percepción psicológica de la forma, con el objetivo de poder estudiar un doctorado cuando haya concluido mis estudios como arquitecto. Barajo varias universidades en Epaña, República Checa y Finlandia... Pero las cosas con su orden.

La vuelta... ha sido tan gratificante como habría podido esperar. Este año Helsinki es la capital mundial del Diseño y no faltan actividades en esta época estival que nos abraza. Por no decir la cantidad de arquitecturas que se han instalado por toda la ciudad;

bancos-loops = bancoops (jaja)
Y ya las típicas cosas que se ven por la calle... no solo personajes con el pelo de colores, que ya no me llama tanto la atención, como pequeñas reliquias que la gente va dejando para fomentar la atracción de los curiosos. Una pena que todo esto en invierno se desvanezca, pero el frío y la nieve es lo que tienen... ponen en alza el verano haciendo que todo el mundo lo aprecie enormemente y eso es algo que, en España, acostumbrados al buen tiempo y la buena comida, se me antoja un poco perdido.



Subrayo mi alegría al haber encontrado finalizada la Capilla diseñada por el estudio finés K2S, una maravilla absoluta que merece, sin duda, un post personalizado que no tardará en llegar. Os dejo una primera imagen para que elaboréis vuestras primeras críticas.


Happy to be back

2 comentarios:

Anónimo dijo...

critica inicial?

=demasiada madera! jaja es broma

Nuki Nuk dijo...

jajajaja